Los vecinos del proyecto urbanístico manifestaron a este medio de comunicación que, están ‘mamados’ de los problemas que ha generado la construcción de las viviendas que beneficiaran a más de 400 familias bosconenses.

En un problema sin solución se han convertido los cráteres que han dejado los trabajos realizados por los obreros de la construcción de 411 viviendas que conformaran la Urbanización Mattias Boulevard, ubicada en el barrio Paraíso de Bosconia.

El proyecto está bajo la responsabilidad de la Caja de Compensación Familiar del Cesar y la Constructora Lindaraja, está última, de acuerdo a lo expuesto por la administración municipal ha incumplido con algunos parámetros acordados en la licencia de construcción, el cual está suspendida hasta que se tomen correctivos.

Los morados de esa localidad, alegan que los huecos que han realizado los constructores en medio de la calle de forma desorbitante; a las afueras del complejo de vivienda, los han dejado sin vías de acceso, esto debido a que “han reventado varias veces el pavimento buscando las tuberías aguas residuales y agua potable. Estas las dejas derramándose y estos son lodazales que se forman aquí. Nos hemos quedado hasta sin agua por culpa de ellos y no dan ningún tipo de solución”, manifestó un denunciante.

La construcción de esta obra se dio a conocer a inicios del año 2017 por Ernesto Orozco Durán, exdirector de Comfacesar, quien afirmó en su momento que “el proyecto fue seleccionado porque cuenta con altos estándares urbanísticos y arquitectónicos, acompañados con un componente social integral, un equipamiento público representado en la construcción, dotación y operación de una Unidad Integral de Servicios de la Caja que contará con servicios de capacitación, educación, recreación y deportes, turismo, crédito social y vivienda a toda la población afiliada”.

Orozco Durán además explicó para entonces a los medios de comunicación que las viviendas tienen un valor de $ 51.640.190 y contarán con un área total de 51 M² repartida en 2 pisos, sala, comedor, cocina, 2 habitaciones, 1 baño y patio con cerramiento.

“Actualmente llevan ya 5 cuadras (pavimentadas) reventadas en las que han roto muchas veces lo tubería del agua, nunca se había logrado ver los métodos de solución que tiene la constructora, la forma como reparan las tuberías del alcantarillado con un parche de cemento y a la otra un pedazo de caucho. Antes de eso  la calle que está en la esquina de la plaza principal, la cual da con la Casa de Cultura, la tenían reventada y peor aún hacen el trabajo y demoran meses para dejar la calle en las condiciones adecuadas, meses después la repararon y no hay que ser ingeniero para saber que no es la técnica para dejar el pavimento en las mismas condiciones. Hacen una porquería que luego toca estar denunciado ante la Alcaldía que también es otra que nunca da la cara ante los problemas ocasionados por el proyecto de Comfacesar”, denunció otra denunciante.

Dice la Alcaldía Lindaraja

Eldigitalnoticias.com se comunicó con el alcalde de Bosconia Juan Enrique Aarón y su secretario de planeación, Ricardo Armenta, quienes alegaron que debido a las reiterativas quejas por parte de la comunidad han intervenido en el problema para que la constructora tome correctivos en el asunto.

Precisamente se le suspendió el permiso a la Constructora para que se tomen los correctivos del caso atendiendo a las inquietudes de la comunidad. Hasta que no se solucione el inconveniente no se reanudan las obras”, explicó el burgomaestre.

Por su parte, el secretario de planeación de Bosconia, Ricardo Armenta, explicó que le vienen haciendo seguimiento al problema en lo relacionado con la demolición del pavimento y la confinación de un material que se encuentra confinado allí hace ya algún tiempo.

“La empresa Lindaraja tramitó ante el municipio y la empresa de Servicios Públicos la instalación de una tubería sanitaria de 8 y 10 pulgadas para sacar las aguas residuales de Mattias Boulevard; para llevarlas a un punto de conexión sanitario que validó Empobosconia, a quien le enviaron el diseño y nosotros dimos el permiso para la intervención de las calles” comentó el funcionario.

Según lo manifestado por el ingeniero Armenta, la constructora ha “fallado en una cantidad de malos procesos constructivos como por ejemplo la compactación del material que no ha sido la adecuada y por eso se les han fracturado algunas placas de concreto, las cuales se les ha mandado a demoler nuevamente. También han fallado en la poca o nula señalización que ha tenido inconveniente con la comunidad y el retraso en términos generales de toda la obra; ellos abren frentes de obra, demoran mucho tiempo abierto y luego se mudan a otro frente de y ese no lo dejan señalizado”.

De acuerdo con el encargado de suministrar los permisos de construcción en Bosconia, “la comunidad también ha venido acá a quejarse del proceso constructivo porque en ocasiones han perjudicado algunas redes de suministro de agua potable y se han demorado mucho en reponerla”.

Este medio buscó comunicarse vía celular con la Constructora Lindaraja, pero no fue posible.

Comparte este post en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter