Este escrito hace parte del pensamiento de un militar en uso de buen retiro tras la publicación en Twitter el 30 de junio por parte del expresidente Ernesto Samper Pizano, quien argumentó que, “Comparto la posición de mi hermano Daniel de que el problema de los militares violadores, además de ser un caso judicial que debe ser castigado ejemplarmente, es un  problema de fondo por el hecho de que haya soldados entrenados institucionalmente para éste tipo de actos”.

Por: Edilberto Orozco Acosta, sargento viceprimero en retiro

En mi condición de Reserva Activa del Glorioso Ejercito de Colombia, quiero hacerle llegar a Samper Pizano, mi repudio por las expresiones infundadas hechas por usted contra la Institucionalidad; en el sentido: «en la institución se entrena al personal para ser violadores de menores». 

Es oportuno recordarle a ese señor Samper Pizano que, él hace parte de la constelación de políticos que logró ser Presidente de la República, supuestamente con dineros producto del narcotráfico; de los Hermanos Rodríguez Orejuela, hoy extraditados a Estados Unidos, quienes declararon ante una Corte de ese país. De igual manera, corroborados en el contenido del ‘Proceso 8.000’ que lo hizo a usted muy famoso en la historia de Colombia.

Los Colombianos que bajo el  sentimiento democrático lo elegimos a usted, nos sentimos engañados, ya que usted resulto ser una persona que se identifica y apoya la filosofía del partido político de las Farc; además, de que simpatiza con el régimen que lidera Nicolás Maduro.

Es usted la persona más ruin; no encuentro en el diccionario epíteto  que endilgarle, ya que siendo el comandante supremo de las Fuerzas Militares, haya sido permisivo en caso de que hubiera sido cierto, sobre esas malas doctrinas a las que usted se refiere y no ordenar una investigación a ese respecto.

Por todo esto, lo haría cómplice de las mismas.  Ha mancillado usted el honor y la dignidad humana de todos los militares de las distintas fuerzas, desde el más connotado general, hasta el más humilde soldado de nuestra patria querida. Lo declaramos persona no grata en nuestra familia militar.

Comparte este post en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter